top of page

Perdón y cambiar

Cuando entre humanos nos lastimamos, a pesar de mantener la integridad física, se queda un impacto emocional, que no se arregla con una disculpa, aunque sea de corazón.

La manera para no viajar por la vida como víctima de la circunstancia o con culpas por la consecuencia de tus actos, es ser responsable, acercarte y arreglar el problema, sobre todo si activamente lo provocaste.


Esforzarte y cambiar, es la forma, y más si amas a la persona. No esperando que los otros hagan el trabajo.

Hacerte cargo, es asumir la consecuencia, y habrá ocasiones en que por mucho esfuerzo que hagas para arreglar el problema, se puedan romper relaciones.


Vive tu duelo y deja ir en paz; eso significa que el ciclo se cerró, y dejó un aprendizaje que retomar para los involucrados. Si no lo aprendes, la vida se encarga de presentarte las cosas con mayor fuerza hasta que la lección sea aprendida.

En otros casos, las personas luchan por estar juntas y crecer acompañándose. Hacen uso de su voluntad. Si se enfocan en reencontrarse, reinventarse y reconstruir, el nivel espiritual al que pueden llegar, provoca una unión del alma, donde aprenden la lección de vida y siguen adelante juntas; procurándose, creando memorias nuevas, y aunque no olviden, podrán llevar su relación a otro nivel.





17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2 Post
bottom of page