top of page

¿Necesidad o deseo?

Sin las necesidades cubiertas, no se puede vivir y mantener la salud física y emocional. Como el alimento o amor por una persona.

Los deseos son cosas que quieres, pero podrías vivir sin ellos. Y son saludables, cuando te motivan a mejorar o te dan un verdadero gozo, y puedes disfrutarlos sin que te hagan daño. A veces pasa que un mismo objeto es una necesidad en una circunstancia, y en otra es un deseo, cuando el deseo es desmedido y sin ninguna reflexión es cuando vienen los retos.


En todo lo que nos regalamos, a través de los sentidos; desde alimento, información, caricias, olores, lo que vemos y escuchamos, se asocian memorias y se despiertan sentimientos.


Y como la vida no se basa en definitivos, al mezclar nuestras necesidades con los deseos, la adrenalina sube queriendo satisfacer ambos, confundiéndolos como una sola cosa, y esta inercia de no frenar, es la que provoca la falta de moderación que daña.

En el griego la palabra sofrosina significa moderarse. Una forma de no abusar en lo que hemos detectado que nos hace daño, es justamente preguntarnos si es algo que necesito o que deseo.

Y así verás que muchas veces, puedes prescindir de lo que deseas, si está asociado a la impulsividad o ansiedad de satisfacer una necesidad

emocional de inmediato.









17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2 Post
bottom of page