top of page

Castillos Neuschwanstein y Disney

El "rey loco" era ambicioso y también romántico solitario, y quería un castillo alejado de la civilización que sería su santuario y refugio. Así lo mandó construir en Algobia, Alemania. "¡No dejen que los curiosos lo profanen!", decía. Un lugar en donde estar y que debería traducir a la arquitectura las óperas de Richard Wagner (1813-1883) y las leyendas alemanas sobre las que estaban basadas.


Los murales son una oda al mundo de Tannhäuser y Lohrengrin. Las pinturas están llenas de cisnes y megalitos, todo en colores vivos y con mucho oro. Luis II amaba el éxtasis desbordado, el despliegue de esplendor. Incluso el lugar era tan especial para él, que estaba dispuesto a pedir que se derrumbara el edificio al morir. El lugar es hermoso, y aquí fue donde Walt Disney se inspiró para hacer el castillo de los parques que llevan su nombre.




23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Publicar: Blog2 Post
bottom of page